viernes-19-abril-2024

La dieta después de la Navidad ya es todo un clásico. Sin embargo, este año el régimen no se aplicará sólo al menú diario, sino también a la cartera. Esta ha sido la Navidad más cara de los últimos años con un precio de 745 euros por persona. 

Los datos contrastan con un momento crítico en la sociedad española en el que más de 12,3 millones de personas, un 20,4% de la población total,  vive en riesgo de pobreza y exclusión social. Ante esta realidad preocupante, parece que tomarse en serio nuestros propósitos de año nuevo es cada vez más importante. 

Y es que, ¿cuánto cuesta la cuesta de enero? El 2023 acabó con una subida del índice de precios del 3,1% en diciembre. El 2024 se inaugura con la subida del IVA de la luz, que pasa del 5% al 10%, así como también ocurre con el aceite de oliva, un producto que se ha vuelto casi un lujo con una subida del precio semanal de un 8,94%.

Nextdoor, la plataforma que te conecta con tus vecinos, ha querido tomar partido ante esta situación ofreciendo algunos ejemplos de cómo los vecinos pueden ayudarse mutuamente, compartiendo tanto alimentos y bienes como tiempo ya que, ante esta lucha financiera, también es importante tener a alguien con quien hablar.   

Dona bienes de segunda mano, alimentos, servicios o tiempo

A través del hashtag #CuestaDeEnero2024, los vecinos de Nextdoor pueden descubrir en su barrio si alguien puede ofrecerle su ayuda. ¿Cómo? Los vecinos pueden desde donar productos, hasta compartir alimentos u ofrecer servicios a un precio más competitivo, e incluso pasar tiempo juntos. 

Darle a un artículo una segunda  vida en otro hogar puede ser una buena manera de liberar espacio y ayudar a alguien al mismo tiempo. En la sección de Nextdoor “A la venta y gratis” los vecinos pueden encontrar todo tipo de productos para reutilizar. De hecho, en los últimos meses el 27% de los productos publicados en esta sección han sido gratuitos. 

Con esta práctica los vecinos pueden practicar la denominada  economía circular, el modelo ideal para ahorrar y reducir el impacto de la producción y el consumo. El mejor ejemplo de esta fórmula son los productos de segunda mano. Según una reciente investigación de Nextdoor, el 88% de la población española ha comprado productos de segunda mano alguna vez, mientras que el 67% los ha vendido. De hecho, para el 62% de quienes ponen a la venta objetos de segunda mano su motivación ha sido la sostenibilidad y la economía circular. 

En cuanto al desperdicio de comida tan recurrente en Navidad, 3 de cada 10 españoles desperdicia más del 10% de la comida que compra en Navidad, unos 30 euros por comida, según un estudio sobre el desperdicio alimentario en esta Navidad en España  . Una buena práctica para ahorrar dinero es compartir platos y alimentos con tus vecinos, para evitar tirar productos caducados y asegurarte de no desperdiciar sobras. 

Otra manera de ayudar es donando servicios, es decir, compartiendo tareas entre vecinos para conseguir ahorrar más. Según un estudio de Nextdoor,  la ayuda vecinal recibida en forma de tareas es de unos 190€. Entre las tareas más habituales en los vecindarios españoles están el servicio de cerrajería (20%) y la ayuda con reparaciones en casa (19%)⁶. Esta ayuda mutua dentro del barrio responde a la complicada situación económica que viven los vecinos españoles, de hecho, según esta investigación un 90% de ellos reconocen que la inflación ha afectado negativamente a su economía por lo que un 82% reconoce que aceptaría ayuda de sus vecinos si se encontraran en una situación vulnerable a nivel económico

El tiempo también vale dinero

Invitar a un café a un vecino cuesta más de 1,50 euros. Pasar ese rato con él o ella supone un momento de compañía, un gesto que no se puede medir en números. Sin embargo, a los vecinos españoles les cuesta más pedir ayuda que ofrecerla, así lo reconoce un 30% que afirma sentirse incómodo pidiendo ayuda a una persona cercana⁶. Por este motivo, es crucial ser proactivos a la hora de ofrecer ayuda a tus vecinos y la campaña de #CuestaDeEnero2024 de Nextdoor puede ser la forma más sencilla de verbalizar nuestra predisposición. 

Ejemplo de ello es nuestro vecino Jordi, supervecino 2023 en la categoría de solidaridad, el año pasado acudió a una quedada con otros vecinos en la que, con la excusa de comer un poco de roscón de reyes, se hicieron compañía mutuamente. Jordi es uno de los vecinos más activos en Nextdoor, proponiendo planes en grupo de manera habitual y ayudando a sus vecinos en la búsqueda de empleo.

“El 2024 es un nuevo inicio, un nuevo año que comienza en blanco y, para muchos, en números rojos. La cuesta de enero es un momento crítico después  de los grandes gastos de Navidad junto a las constantes subidas de los precios. Con pequeños gestos, un vecindario es capaz de promover grandes cambios. Se puede encontrar apoyo económico en la puerta de al lado en diversas formas, por lo que es importante concienciar a los vecinos de esta posibilidad”, señala Katherine Villegas, City Manager de Nextdoor en Madrid.