viernes-19-abril-2024

El PP de Torrent ha informado que, el anterior gobierno municipal socialista, solo respondió entre 2019 y 2023 al 16% de las preguntas que realizó el Grupo Popular en el Ayuntamiento de Torrent.

Los populares han puesto en evidencia de esta forma la hipocresía del PSOE en Torrent, que ha sacado en prensa la falta de contestación del actual equipo de gobierno, que supera el 50% de respuestas contestadas en 8 meses, cuando bajo su gobierno el porcentaje fue muy inferior. 

Un gobierno local, el socialista entre 2015 y 2023, que tenía como tónica habitual no contestar nunca en directo, en las sesiones plenarias, aunque luego por escrito sus contestaciones fueran contadas.

Además, los populares han destacado que, en ocasiones, algunas preguntas eran contestadas con casi un año de demora, como es el caso de una realizada a principios de 2021 y con respuesta en enero de 2022, o en otras muchas, la respuesta no correspondía para nada con lo preguntado. 

Concretamente, en cuatro años, 2019-2023, el gobierno municipal de Ros respondió a 43 preguntas escritas, de 146 realizadas por el PP, y a 40, de las 362 realizadas en Pleno por los concejales populares, siendo esto un 29,5% y un 11,05% respondido, respectivamente. El año 2023, hasta junio donde acabó la legislatura, fue el que en menor porcentaje respondió el gobierno socialista, con el 5,71% de preguntas respondidas sobre el total (2 de 35).

Sin respuestas al Síndic tampoco

El Partido Popular de Torrent también ha destacado que, en estos últimos cuatro años, tuvieron que presentar ante el Síndic de Greuges siete quejas por la falta de contestación o la no facilitación de información, por parte del gobierno de Ros.

Información como la relativa a las Cuentas Generales de 2019 y 2020 o a las deudas de la Generalitat Valenciana de Ximo Puig con Torrent, fue alguna de la que el PSOE negó al Grupo Popular, teniendo que recurrir éste al defensor del pueblo de los valencianos. 

Incluso, esta falta de respuesta al órgano autonómico conllevó que el Ayuntamiento de Torrent fuera incluido en el Informe Anual del Síndic de Greuges como una administración que no colaboraba y llevada ante Les Corts Valencianes.