viernes-19-abril-2024

El Hospital Universitario del Vinalopó, del grupo sanitario Ribera, ha puesto en marcha un programa de administración de inmunoterapia a domicilio en pacientes oncológicos. El procedimiento se podrá aplicar en pacientes derivados de Oncología Médica que hayan iniciado este tratamiento en el hospital sin incidencias, pudiéndose continuar la administración de inmunoterapia en domicilio con bajo riesgo de complicaciones.

Para poder realizar este tratamiento en el domicilio, los pacientes sólo requieren disponer de un cuidador válido, teléfono de contacto y de domicilio idóneo para la administración de éste. 

En condiciones normales, los pacientes que reciben este tipo de tratamiento deben realizar varias visitas al hospital cada 3 o 4 semanas. Gracias a este protocolo se reduce el número de visitas al hospital y las complicaciones inherentes, lo que “sin lugar a duda repercutirá muy positivamente en el paciente y familiares, que, en gran parte de los casos, son de edad avanzada, frágiles, pluripatológicos y polimedicados. Esto nos posibilita colocar a pacientes y familiares en el epicentro de la atención, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de estos pacientes”, explica el Dr. Maikel Ayo, jefe la Unidad de Hospitalización Domiciliaria.

“Los pacientes que se pueden beneficiar de este protocolo, realizan las primeras sesiones de tratamiento en el hospital bajo supervisión médica y enfermera. Una vez confirmada la adecuada tolerancia y ausencia de incidencias relevantes, se procederá a la administración en domicilio en sesiones alternas, una en casa y otra en el hospital para poder mantener el contacto directo con su oncólogo”, explica el Dr. Eugenio Palomares, Jefe de Oncología Médica. 

Este programa de administración de inmunoterapia en el domicilio implica desde la realización de las analíticas programadas, la administración del fármaco y la educación sanitaria de paciente y familiares. Tiene como objetivo mantener la seguridad clínica y la innovación asistencial como base de los conocimientos que los pacientes tienen de su patología y tratamiento, haciendo copartícipes a la familia, en su propio entorno, de la administración del fármaco y cuidados posteriores del paciente.

“Los tratamientos susceptibles de ser aplicados en el domicilio son inmunoterapia de bajo riesgo de complicación inmediata y de administración de corta duración. Hemos comenzado en un grupo de fármacos intravenoso o subcutáneos, seguros de administrar ambulatoriamente y cuyo tiempo de infusión oscila entre los 8 y 30 minutos”, explica el doctor.

Gracias a esta iniciativa, se mejora la calidad de vida de los pacientes, evitando los traslados reiterados al centro hospitalario, manteniendo su tratamiento en un ambiente no hospitalario y nos acerca un poco más a una oncología mucho más personalizada, enfocada en la comodidad y seguridad del paciente.